martes, octubre 25, 2005

Ponga una miss en su vida



Un blog de lo mejorcito. http://blogs.ya.com/soyunamiss/

Como su propio nombre indica es el diario personal de una miss. Una chica bellísima y al mismo tiempo dotada de una gran inteligencia, a la que no me extrañaría ver el día menos pensado presentando uno de esos programas de la tele que tanto nos gustan llenos de gente aficionada al polvo blanco y a levantarse a las 12.

Lo dicho, la chica no tiene un pelo de tonta, y su "crónica gástrica" es imprescindible para los gourmets que visitan Madrid. No se cómo algunos restaurantes aún se atreven a cobrarle.

jueves, octubre 20, 2005

Entrando a Saco




Otro de mis blogs favoritos es el de Manolo Saco.

Desde él libra diariamente su particular "cruzada" contra todo tipo de integristas; con racionalidad poética se enfrenta contra aquellos que han alcanzado la cumbre de la sabiduría y han conquistado la verdad eterna, que mantienen tet a tet cotidianos con las alturas y tienen puesto al teléfono rojo al Sumo Hacedor para contarles sus chascarrillos.

Aunque yo creo que son molinos.

miércoles, octubre 19, 2005

Zapatos Rojos



http://shyflickrgirl.blogspot.com/. Otro blog lleno de cosas interesantes.

martes, octubre 18, 2005

Un regalo


Llevo varios días sin escribir nada. Para decir tonterías mejor callarse.
Claro, pero se supone que esto está para decir cosas.

Hay blogs en los que se dicen muchas cosas y muy bien dichas.
Uno de mis favoritos fuera de los conocidos por todos es el del gourmet de provincias y su perro gastrónomo, un gallego de esos salaos que te da buena conversación (yo cuando lo leo hasta le oigo el acento) mientras te prepara una comida estupenda.

Lo dicho, seguro que os hará pasar ratos agradables.

Por cierto, no tiene nada que ver con la chica de la foto.

miércoles, octubre 12, 2005

Beneath all the statistics


Debajo de las multiplicaciones hay una gota de sangre de pato.
Beneath all the statistics there is a drop of duck’s blood.
Debajo de las divisiones hay una gota de sangre de marinero.

Beneath all the columns there is a drop of sailor’s blood.
Debajo de las sumas, un río de sangre tierna.

Beneath all the totals, a river of warm blood.
Un río que viene cantando por los dormitorios de los arrabales,y es plata, cemento o brisa en el alba mentida de New York.

A river that goes singing, past the bedrooms of the suburbs, and the river is silver, cement, or wind in the lying daybreak of New York.
Existen las montañas, lo sé. Y los anteojos para la sabiduría, Lo sé. Pero yo no he venido a ver el cielo.

The mountains exist, I know that. And the lenses ground for wisdom,
I know that. But I have not come to see the sky.

Yo he venido para ver la turbia sangre, la sangre que lleva las máquinas a las cataratas y el espíritu a la lengua de la cobra.

the blood that sweeps the machines to the waterfalls,
and the spirit on the cobra’s tongue.

Todos los días se matan en New York cuatro millones de patos, cinco millones de cerdos, dos mil palomas para el gusto de los agonizantes,
un millón de vacas, un millón de corderos y dos millones de gallos que dejan los cielos hechos añicos.

Every day they kill in New York ducks, four million, pigs, five million,
pigeons, two thousand, for the enjoyment of dying men,
cows, one million, lambs, one million, roosters, two million, who turn the sky to small splinters.
Más vale sollozar afilando la navaja o asesinar a los perros en las alucinantes cacerías que resistir en la madrugada los interminables trenes de leche, los interminables trenes de sangre, y los trenes de rosas maniatadas por los comerciantes de perfumes.

You may as well sob filing a razor blade or assassinate dogs in the hallucinated foxhunts, as try to stop in the dawnlight the endless trains carrying milk,
the endless trains carrying blood, and the trains carrying roses in chains for those in the field of perfume.
Los patos y las palomas y los cerdos y los corderos ponen sus gotas de sangre debajo de las multiplicaciones;
y los terribles alaridos de las vacas estrujadas llenan de dolor el valle donde el Hudson se emborracha con aceite.

The ducks and the pigeons and the hogs and the lambs lay their drops of blood down underneath all the statistics;
and the terrible bawling of the packed-in cattle fills the valley with suffering
where the Hudson is getting drunk on its oil.
Yo denuncio a toda la gente que ignora la otra mitad, la mitad irredimible que levanta sus montes de cemento donde laten los corazones de los animalitos que se olvidan y donde caeremos todos en la última fiesta de los taladros.

I attack all those persons who know nothing of the other half, the half who cannot be saved, who raise their cement mountains, in which the hearts of the small animals no one thinks of are beating, and from which we will all fall during the final holiday of the drills.
Os escupo en la cara. La otra mitad me escucha devorando, orinando, volando en su pureza como los niños en las porterías que llevan frágiles palitos a los huecos donde se oxidan las antenas de los insectos.

I spit in your face.The other half hears me, as they go on eating, urinating, flying in their purity like the children of janitors who carry delicate sticks
to the holes where the antennas of the insects are rusting.
No es el infierno, es la calle. No es la muerte, es la tienda de frutas.
Hay un mundo de ríos quebrados y distancias inasibles en la patita de ese gato quebrada por el automóvil,y yo oigo el canto de la lombriz en el corazón de muchas niñas.

This is not hell, it is a street.This is not death, it is a fruit-stand.There is a whole world of crushed rivers and unachievable distances in the paw of a cat crushed by a car, and I hear the song of the worm in the heart of so many girls.
Óxido, fermento, tierra estremecida. Tierra tú mismo que nadas por los números de la oficina.

Rust, rotting, trembling earth. And you are earth, swimming through the figures of the office.
¿Qué voy a hacer?, ¿ordenar los paisajes?¿Ordenar los amores que luego son fotografías,que luego son pedazos de madera y bocanadas de sangre?

What shall I do, set my landscapes in order? Set in place the lovers who will afterwards be photographs, Who will be bits of wood and mouthfuls of blood?

martes, octubre 11, 2005

Llevaba medias negras. La conocí en la estación.

lunes, octubre 10, 2005

Lunes por la mañana

La aurora de Nueva York tiene cuatro columnas de cieno y un huracán de negras palomas que chapotean en las aguas podridas.
Dawn in New York has four columns of mire and a hurricane of black pigeons splashing in the putrid waters.

La aurora de Nueva York gime por las inmensas escaleras buscando entre las aristas nardos de angustia dibujada.

Dawn in New York groans on enormous fire escapes searching between the angles for spikenards of drafted anguish.

La aurora llega y nadie la recibe en su boca porque allí no hay mañana ni esperanza posible.
A veces las monedas en enjambres furiosos taladran y devoran abandonados niños.

Dawn arrives and no one receives it in his mouthbecause morning and hope are impossible there:sometimes the furious swarming coins penetrate like drills and devour abandoned children.

Los primeros que salen comprenden con sus huesos que no habrá paraísos ni amores deshojados;
saben que van al cieno de números y leyes, a los juegos sin arte, a sudores sin fruto.
Those that go out early know in their bones there will be no paradise or loves that bloom and die; they know they will be mired in numbers and laws,in mindless games, in fruitless labors.

La luz es sepultada por cadenas y ruidos en impúdico reto de ciencia sin raíces. Por los barrios hay gentes que vacilan insomnes como recién salidas de un naufragio de sangre.
The light is buried under chains and noises in an impudent challenge to rootless science. And crowds stagger sleeplessly through the boroughs as if they had just escaped a shipwreck of blood.



Polvo somos


Bonito cuerpo, ¿verdad?

viernes, octubre 07, 2005

Ivette73

Ivette

Se llamaba Ivette, Ivette73. La conocí chateando una noche acabando el verano. Tenía un novio ATS que trabajaba en una clínica privada y la dejaba sola más noches de las que ella estaba dispuesta a soportar.

Cuando la ví me recordó a esos toreros que esperan la salida del toro de rodillas delante de la puerta de toriles. No sé que esperaba que apareciera por la puerta abierta, cuando doble la esquina del pasillo. Noviembre empezaba a dejar los primeros fríos en Ávila. Debió ser por eso que un cosquilleo eléctrico recorrió mi espalda.

Aquel día había ido con el camión de San Sebastián a Lisboa y estaba bastante cansado, me costaba fijar la vista y me temblaban las piernas después de subir las oscuras escaleras cuando delante de mí se hizo la luz. Como un destello aparecieron como una visión ardiente los tendidos del cinco, del seis, del siete.

Después apenas recuerdo; vértigo, giros, carreras, resuellos, la eterna lucha del músculo resbalando contra la piel dulce y suave.